martes, 21 de noviembre de 2017

Las colecciones.

De soldaditos,
regalos de abuela,
de sellos postales,
de paquetes de cigarrillos,
de cajitas de fósforos,
de hojas de árboles,
de insectos.
De cafeteras domésticas,
de libros de café.
De instrumentos de percusión,
de los que jamás,
salió una nota,
de figuritas redondas y cuadradas,
de futbolistas mudos,
de chapas del fin del mundo,
a la vuelta de la esquina,
de tus caricias, de tus besos tiernos,
de tus recuerdos vivos,
tatuado.
Las colecciones,
el álbum tridimensional,
de mis emociones.

Instantanea de infancia.

¿Dónde quedó,
la instantánea aquella?
La carcajada de madre,
ante el asombro.
La abuela trajinando
enseres,
y en niño errante,
montado en una silla.
Por yelmo el colador,
el escudo una tapa de olla,
la escoba estandarte,
y el horizonte,
más halla de las paredes.
Los rosales
perfumando el patio,
la pava silbando,
el agua del mate,
y un tango, sonando.
detrás de las montañas.
Instantánea del tiempo,
en el que,
no todo eran fotos,
rincones del alma,
que afloran
de su escondite.
De aquél niño errante,
a este hombre,
que a veces acierta.
Recuerdos que amanecen.



sábado, 11 de noviembre de 2017

Algo sobre café.

Quizás, sea un buen momento para recordar. Recordar, pasar dos veces por el corazón, y ahí estan presentes los primeros momentos, los primeros pasos. Por entonces, la bayeta de limpiar la barra era utilizada para toda la máquina y la lanza de vapor, acumulaba restos de leche de todo el jornal. Como os habéis dado cuenta hablo de café, ¿de café?
Hace catorce años el sentido común pasaba por otro lado, los sabores tostados en extremo, el torrefacto (café tostado con azúcar) en las mezclas, la potente presencia de robustas, el amargor preponderando sobre la acidez. Hace catorce años cuando comencé a trabajar en Marabans, me introduje en un mundo donde la defensa del producto, se transformo en una tarea cotidiana, como nosotros definíamos , "taza a taza".
Hubo mucho de docencia, y hubo mucho de aprendizaje.
Saber e interpretar el pulso al café, una bebida que en su elaboración lleva tanto cariño y entrega, tanto proceso que entendíamos se podía estropear en cualquier parte del mismo. La preparación del blend, el almacenaje y el reparto, el mantenimiento de los equipos, la mano del barista.
Esta claro que lo que hoy parecen conceptos superados, hace apenas una década eran completamente revolucionarios.
Enfrentamos desafíos, de la mano de jóvenes emprendedores, ya hace un tiempo, nuevos establecimientos donde la cerveza casolana marida con el café de especialidad, y las harinas recuperadas nos devuelven sabores olvidados, ese espacio donde refugiarnos... la pausa.
La acidez de la fruta imponiéndose al amargor, rompiendo moldes, transformando.
Soplan vientos de cambios, nuevos horizontes, en el futuro la utopía (parafraseando a Galeano) "esa escusa que nos sirve para andar".

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Necedad.

Nadie sabía exactamente lo que era la nada, y ninguno también.
Las afueras, la periferia, el desierto! Vociferaron al unísono.
Se equivocaban, aún en el páramo más inhóspito, la vida late.

miércoles, 25 de octubre de 2017

Enajenado



Si me dices ven, voy,
si me dices piénsame, sueño,
si me pides boca, beso.

Si me dices aire, floto,
si me dices blanco, pinto,
si me dices mora, lucho.

Siempre estoy enajenado,
el barrilete de tu tormenta,
la algarabía de ser en vos.
Si me pides sol..

sábado, 21 de octubre de 2017

De protocolos y estructuras.

Vi "Tierra y Libertad" hace tiempo y la peli, me ayudó a comprender muchas cosas. A ver porqué el enemigo avanza impune entre nuestras diferencias, esas que somos incapaces de hablar.
En "Noveccento" se repite la imagen, que consuma la derrota. Los camiones del ejercito regular, desarmando al pueblo, ansioso por acabar la faena revolucionaria, pero ya en Roma las cosas habían cambiado.
Pienso que es una historia circular, de un problema irresuelto, que aflora siempre ahí, cuando estamos apunto. ¿Porqué no definir primero lo fundamental de lo secundario? La derrota del fascismo digo, y si eso después nos encaramos.
No hay peor dolor, que el que produce el fuego amigo, yo se de eso, la gente mira horrorizada, lo fatal y lo premeditado conjugándose. Mientras algunos preguntan, hay respuestas que todos saben.
Al fascismo no le derrotaremos con estructuras, porque en ellas son campeones, ni con oscurantismos, porque provienen de las practicas inquisitorias, ni con protocolos, ni requisitos, porque ellos son burócratas por naturaleza.
Solo le temen a la libertad.
El pueblo empoderado de aquella plaza cualquiera de la campiña italiana, era libre. Las jóvenes de esa sección cualquiera de esa milicia autogestionada eran libres. Las compas del video "A galopar", que compagino un compañero en la campaña de junio del 2016... nos sentíamos libres.
Por eso cuando se esgrime un "documento" como dogma, pesado como la biblia de entonces, con aristas tan finas que cortan y que hacen del "circulo", un cubo... cojo el manual bajo el brazo... me siento en el banco de una plaza y comienzo con sus hojas a hacer aviones de papel.
Y la plaza, como podéis imaginaros, se transforma en una fiesta.


jueves, 19 de octubre de 2017

Grito de libertad.

Viene de lejos,
de las entrañas de las gentes,
del sentimiento libre.
las ansias de volar.

Las ganas suman,
contagian,
encienden hogueras
en el horizonte,
la marea multiplica
y en su viaje,
Itaca,
la musa del trovador.

 Por respirar profundo,
presos,
por gritar insistente,
presos,
por emanciparse,
presos...
presos por amar,
al pueblo y su lengua,
a la tierra y su cielo,
la vida.

Liberadles...
el país reclama,
la plaza ruge
en silencio...
la rosa y el libro,
la estaca tumbará.


Santa Margalida, 19/10/2017, a Jordi Cuixart y Jordi Sánchez presos por el gobierno de España, por defender la libre determinación del pueblo catalán, el firme derecho de votar.